Previamente, en las Clases de Sanderson…

  • por

Hola, gente.

Hace tiempo que no sigo con las clases de Sanderson-Sensei (la última publicada es del… a ver… ¿2 de Junio? ¿Casi tres meses? ¡Por todos los Dioses Fragmentados!), y les pido disculpas a los que las estuvieron siguiendo. En gran medida fue porque tuve meses de mucho trabajo, visitas de familia, la edición de un manual de rol y la planificación de mi nueva novela. Ahora que ya está todo de vuelta a la normalidad, espero poder retomar y cerrar el curso para antes de fin de año.

Como pasó bastante tiempo, creo que la mejor manera de retomar es hacer un breve resúmen de lo que vimos hasta la clase anterior (la sexta, dedicada al Escenario y a los Sistemas de Magia).

Esta es la lista de reproducción del curso en cuestión:

En la primera clase…

En esta clase introductoria, Brandon nos da un pantallazo general: nos dice que, en primer lugar, su curso se va a tratar de darnos herramientas para convertirnos en mejores escritores. Pero aclara, también, que la regla número 1 implica el deber de ignorar la herramienta si es una que no nos funciona. Es decir, son consejos que a él le sirvieron, pero que no necesariamente les van a servir a todos. Cada uno de nosotros es un mundo a parte.

La filosofía de Brandon es que escribir está mucho más cerca de aprender a tocar el piano, o aprender a jugar al baseball, que algo cercano a un don.

Nos dice que: los escritores escriben, practican y son personas que se entrenan a sí mismos para escribir historias. Nos habla también de lo bien que hace al escritor tener un grupo de escritura, y nos explica para qué nos sirve y cómo poder formar uno que valga realmente la pena.

Nos habla, además, de los distintos métodos para escribir una historia: la escritura de descubrimiento, la de planificación, la de “Si, Pero, No, Y”, y los que señalan puntos en el mapa.

Y, finalmente, presenta el proyecto anual: escribir una nouvelle de 35 mil palabras para el final del curso.

En la segunda clase…

Esta clase tenía mucho contenido, y fue mejor dividirlo en dos post (todavía me estaba viendo la mejor manera de presentar las clases). El primero trató del primer 60% de la clase, y el resto fue a parar en una nueva entrada.

Las piezas de una historia

En el primer post de la segunda clase, al principio nos cuenta que como escritores somos artistas, pero también artesanos y personas de negocios. Que debemos saberlo, si queremos triunfar.

La clase sigue con la narración, y cómo divide él a la historia en tres piezas y un «pegamento». Las piezas son: Personajes, Trama y Escenario; y el pegamento es el Conflicto. Después explica cada una de las piezas, y nos dice que en la siguientes clases va a profundizar en cada una.

Una historia es que alguien quiere algo, y no puedo obtenerle por alguna razón.

Después explica cómo él hace una tormenta de ideas para construir una historia, y eso es lo que tratamos en la siguiente entrada.

La tormenta de Brandon

En el segundo post de la segunda clase, Brandon hace junto a los alumnos una lista de cuatro personajes a los que les dan una historia. Lanza entonces la tormenta de ideas, y vemos cómo funciona la mente de un enorme escritor como él; pero, más importante, vemos cómo fomenta la de sus estudiantes.

En la tercera clase…

Brandon había planeado ya comenzar con una de las «piezas» mencionadas en la clase anterior; pero, dado a los trabajos que los alumnos le fueron entregados, decidió adelantar la clase de prosa y cómo mejorar la narración.

En esta clase nos habla entonces de cómo descargar información de la manera más amena posible, así como también de la lo importante que es tener en claro la curva de aprendizaje que queremos para nuestra historia (sobre todo si se trata de una historia de fantasía épica). Siguiente este tema, nos da algunos ejemplos distintos de curvas de aprendizaje y su diversa pendiente dependiendo de la historia y el mundo en cuestión.

Continúa con los puntos de vistas —Primera Persona, Tercera Persona Limitada y Ominisciente—, los cuáles describe y cita sus ventajas y desventajas.

En definitiva, da una explicación general de las elecciones que debemos hacer antes para nuestra historia.

En la cuarta clase…

Comienza entonces con una de las piezas de la historia listadas en la segunda clase, la trama (y cómo planificarla). Es con esta clase que nos damos cuenta de por qué son como son las historias de Brandon.

Un libro es en realidad esta idea de “te voy a hacer promesas a ti, lector, y el libro te las va a cumplir con un grado de resultados inesperados“.

Nos explica algunas herramientas para estructurar una historia, como la —clásica— de Los Tres Actos, el viaje del héroe, la secuencia de escenas. Después sigue con su propio método, el cual vale la pena leerlo por completo para comprenderlo en su totalidad. Destaco de su sistema el hecho de categorizar las tramas y subtramas de una forma en particular para poder dar las promesas que requieren cada tipo, y cumplirlas como se debe.

En la quinta clase…

Le toca el turno a los personajes, y por qué son lo más importante de una historia. Comienza hablando de construir empatía por el personaje, sin importar si es «bueno» o «malo». Nos habla de la idea del Héroe, y del personaje querible y el personaje activo —y cómo asegurarnos de qué lo sea—. Enfatiza en lo que hace a un personaje REAL, y entonces se enfoca en cómo construir uno.

Destaca su idea de que cada uno de los personajes en nuestra historia, tanto protagonistas como secundarios, son los héroes de su propia historia. Que debemos tener cuidado con que un personaje sea definido por su rol, y por qué son más importantes los defectos que las cualidades.

Y en la sexta clase…

Brandon nos da una clase magistral del Escenario y los Sistemas de Magia. Sin lugar a dudas, su parte favorita (y la de muchos, como yo) de la literatura fantástica.

En esta clase en particular, Brandon insiste en la idea de que, pese a lo mucho que nos pueden gustar los cliché, debemos siempre buscar la forma de darles una vuelta de rosca. La fantasía está en su adolescencia, si se compara con otros géneros de la literatura, y aún tenemos mucho qué decir y por contar. Por eso, también, es importante salirse un poco de lo «mismo de siempre», porque es eso lo que lleva a que la gente —los que fueron fan— no regreso al género que tanto supieron querer.

Después de esta introducción, nos da una cátedra de como desarrollar un buen y original escenario para nuestra historia.

La clase finaliza con sus tres leyes de la magia, las cuales él mismo ha publicado a parte en su sitio personal y que también sitios como Fantifica las ha traducido. Estas leyes nos limitan de buena manera para desarrollar un sistema de magia que no rompa nuestra historia, sino que la potencie.


Eso es todo lo que abarcamos hasta ahora. La semana que viene, sin falta, voy a subir la siguiente clase: Prosa y descarga de información.

Nos leemos!

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image