Brandon Sanderson como Hombre de Negocios

  • por

Estamos ante la penúltima clase del curso del 2014 de Brandon Sanderson en la BYU.

La clase pasada vimos el camino de la publicación tradicional, pues Brandon cree que sería mucho mejor esta clase ya con la mente cambiado después de la clase anterior.

En esta ocasión, al principio Brandon da un breve repaso de la clase anterior, cuenta que para el final de esta clase va a darle unos 10 minutos a un invitado para que hable de su experiencia en la auto-publicación. Al instante, comienza con la clase.

Bueno, entonces… ¿cómo puedo ser publicado?

Durante los comienzos del género de Ciencia Ficción y Fantasía —durante los años cincuenta y sesenta—, se crearon las primeras convenciones orientadas al género, destinadas más que nada para tener un lugar donde los aficionados se juntaran y hablaran del tema. Por aquel entonces, dice Brandon, era su “Facebook”.

Y desde hace años que en las convenciones los seguidores del género se han ido juntando y creciendo y retroalimentando, forjando, en la “era de plata” (durante los ochenta, aproximadamente), a muchos de los editores y escritores actuales. Este es uno de los motivos principales de que los que pertenecemos al género de Ciencia Ficción y Fantasía estamos en una buena posición: en esta época los editores tienen mucho más conocimiento acerca del género.

Por ejemplo, su propio editor en Tor, Mosha, proviene de estas convenciones: en su juventud era un coleccionista de la revista Analog de ciencia ficción. Y como le faltaban algunos números de la revista, supo en una convención que uno de los editores de la misma vivía cerca de su casa en New York. Llamó a su puerta, y le consultó directamente por esos números. El editor de la revista le dice que sí, que los tiene, y de paso le pregunta al joven Mosha si le interesaría leer manuscritos enviados a su editorial. Tenía 16 años por entonces, y aceptó de buena gana. Y así comenzó: era gratis, pero podía leer de antemano material inédito, y ser de los que decidan en la revista que tanto quería. Pronto fue ganando experiencia, y ascendiendo de puesto en puesto hasta que consiguió trabajo en Tor, pues quería trabajar en una de las editoriales más importantes del género.

Y es muy común, cuenta Brandon, encontrarse este perfil de personas en la industria actual del género. Lo que esto significa que editoriales o sellos de fantasía y ciencia ficción suelen ser mucho menos corporativo que el resto de los otros géneros; géneros —como el romance, o histórico— que hoy en día están mucho más corporativos e institucionalizados.

Y es importante destacar esto como algo positivo: hoy por hoy, tanto editores como agentes del género, en EEUU al menos, siguen siendo personas fanáticas del mismo que surgieron de las convenciones.

Entonces, agrega Brandon, estas convenciones son un muy buen lugar donde conocer editores.

Convenciones y conferencias

Por convenciones resalta tres tipos (siempre enfocado en Estados Unidos, claro):

  • Convenciones Literarias Local
    • Se dan en universidades
    • Son mucho más locales
    • Se organizan por fans para fans, y son comunitarias
    • Acá se espera que seas participante
    • Acá vas por el amor del fandon y a hablar con otros
    • Acá se encuentran editores y agentes
    • Acá no suele haber “estrellas” del cine (salvo que sea algún actor que participó de una película de hace 30 años, comenta Brandon  ^_^)
    • Las que recomienda ir son
  • Convenciones Mediáticas o “Media-Con” (como la Comic-Con, etc)
    • Muy diferentes a las locales
    • Otras son como las Dragon-con, Supernova (en Australia), las de Star Trek, etc.
    • Su ambiente es del tipo “expo”
    • Traen estrellas del cine o de los comics
    • Acá se espera que seas espectador
    • Acá están los publicistas, los que promocionan libros y entregan volantes.
      • Esto es lo que deben evitar: ellos no son los que editan o nos van a publicar. Como escritores, Brandon les dice, DEBEN MOSTRARSE PROFESIONALES. Demostrar que saben a dónde y a quién preguntar.
  • Conferencias de —y para— Escritores
    • En estas se dan conferencias y talleres
    • Acá se conocen a otros escritores ya publicados
    • Acá se conocen a editores y agentes
    • Acá es donde se establecen las relaciones de trabajo
    • Para saber a cuál te conviene ir, recomienda hacerlo en base a quienes irán a dar charlas, y a los agentes y editores que puedas conocer personalemente.
    • Y solo vale la pena si va ESE agente o editor al que quieres conocer (generalmente te dan unos minutos para que lo conozcas y puedas hacer un pitch)
    • Para Teen + YA acá es el entorno ideal para hacer contactos

Pequeño paréntesis con algunas convenciones que conozco de España y Argentina, desconozco si las hay del tipo de “escritores” en español.

Convenciones en España:

  • Hispacon
  • Celcius232

Convenciones en Argentina:

  • Faery Fantasy
  • Crack, Bang, Boom en Rosario
  • Argentina Comic-Con

Su trabajo, les dice Brandon, es pensar como profesionales: debemos hacer nuestra tarea e investigación. Debemos invertir dinero. Debemos buscar quiénes podrían estar interesados en nuestro producto. Debemos estar dispuestos a hablar con otros personas y venderles nuestro libro.

Tienen que ser conscientes de que deberán invertir dinero en su carrera, y salir de su zona de confort.

Cualquier cosa que hagamos para practicar cómo vendernos a nosotros mismos, y a nuestros libros, nos va a ayudar para conseguir hacerlo en algún momento.

Los editores relacionados a los libros infantiles son mucho más corporativos. El negocio de los libros para niños es un negocio mucho más grande en comparación con el género de fantasía y ciencia ficción. Un libro importante promedio para niños, nos cuenta Brandon, venderá diez veces más que un libro promedio importante de fantasy o ciencia ficción. Por esta razón también la inversión de dinero será mayor, y hay toda una estructura de ferias del libro a su alrededor que lo soporta. Por eso las reglas son distintas si se lo compara con la fantasía y la ciencia ficción que son —como género— mucho más recientes.

El negocio de los libros para chicos es un negocio mucho más grande que el de fantasía y ciencia ficción, pues provienen del siglo XIX; y, por ende, están mucho más afianzados y siguen una tradición.

Las puertas de los editores de libros infantiles, entonces, agrega Brandon, son mucho más difíciles de franquear que los de fantasía o ciencia ficción, pues estos últimos están mucho más abiertos a autores desconocidos con nuevas ideas. Otro punto a tener en cuenta es que es mucho más fácil escribir un mal libro de 20 mil palabras, que uno de 250 mil. Es así como los manuscritos enviados para libros infantiles suelen ser mucho más abultadas que las de nuestro género. Es mucho más dificil; pero, a la vez, es mucho más lucrativo.

Con respecto a las conferencias o convenciones en sí, Brandon comenta que las las conferencias de escritores son fáciles. Caras, sí; pero fáciles, pues basta con pagar lo que quieras participar (sea una entrevista con un editor o agente, un taller, y demás) y lo harás.

En las convenciones literarias, en cambio, es una excusa, nos cuenta Brandon, para ponerse borracho con tus amigos nerds y hablar de Doctor Who ^_^. También es un lugar donde también se reúne lo que él llama la Vieja Guardia y la Nueva Guardia (pero primariamente la Vieja Guardia, aclara), para juntarse en un lugar en común con sus colegas de todas las partes del país. En estos lugares siempre hay editores, agentes, escritores publicados y aspirantes, fans muy arraigados al fandom. Esto no es una bala de plata, agrega Brandon, sólo pretende que sus alumnos estén alertas de su existencia. Son lugares para hacer nuestros contactos.

Muchos trabajos se consiguen por conocer a una persona que nos acerque al mismo, dice. Y así también resulta mucho más fácil si conocemos la persona a la que le intentaremos vender el libro.

Ustedes, dice Brandon, deben acercar sus libros a las personas que están en la posición de comprarlos. Como funciona en editores Fantasy/Sci-fy, agrega, es que un editor lo lee. Al editor le gusta, y trata de convencer al equipo de marketing y demás personas en el departamento, y también al publisher, quien sería el que maneja el negocio de la publicación. Es decir que pide permiso para hacer una oferta para la compra, y el equipo de finanzas o el mismo publisher decide si está o no autorizado.

Parte del trabajo de los editores es buscar nuevos libros. Ahora… todos estos editores son personas, individuos con sus propios gustos y preferencias. Entonces, en definitiva, al final del día, antes de presentarte ante los editores, será mejor ir preparado: debes conocerlos.

Conociendo a los editores

Son personas, individuos, no un departamente al que le mandás un mail genérico. Tenés que investigar:

  • Los nombres de los sellos (imprints) que cada editorial tiene
  • Los editores que trabajan en la editorial y, en particular, esos sellos
  • Los libros que han adquirido en los últimos años
  • Las convenciones a las que ellos van
  • Ver los blogs que tienen y seguirlos

Lo que van a hacer, dice Brandon es acosarlos profesionalmente ^_^.

Y lo más importante para esto es conocer a los editores, y conocer sus gustos por los libros. ¿Qué prefieren? Cada uno tiene un gusto en particular, a uno puede la fantasía mezclada con humor y a otro, quizá, la fantasía más oscura; nosotros tenemos que encontrar aquel al que le guste el tipo de libros que nosotros tenemos. No debemos mandárselos a todos sin distinción y con un mensaje genérico para ver si tenemos suerte. Por que así es como se termina en la par de manuscritos, y no en el escritorio del editor.

Ahora bien, definitivamente —agrega Brandon— no deben maldecir o conjuriar a los editores para que lean sus manuscritos (y cuenta como a alumnos en el pasado se pasaron un poco de la raya, pues los mismos editores le hablaron a él para decirle lo “agresivos” que eran sus alumnos).


Lo que debemos hacer es leer los libros que editaron, ver si les hicieron notas, tratar de conocer su carrera. Interesarnos en ellos como personas, y como colegas en la industria: no como los guardianes de una puertas infranqueables para que cumplan todos nuestros sueños. Ellos hacen su trabajo, nosotros debemos hacer el nuestro.


Véanlo de la siguiente manera, comenta Brandon. No es lo mismo escribir este mail:

“Estimado editor,

He aquí un libro que le puede gustar. Adjunto el proyecto.

Muchas gracias”

Que:

“Estimada Nombre De Persona, espero que se encuetre bien.

He estado leyendo los libros de Nombre De Autor que has editado, y la he visto en la Nombre de Conferencia hablando de este estilo de escritura en particular, y encuentro posible que mis libros y mi estilo de escritura sean de su agrado. Le dejo el pitch de mi novela.

Un saludo”

¿Se ve la diferencia? Es preocuparse en serio por conocer al editor, demostrarle tu verdadero interés a través, y demostrarle a través de él que sos un verdadero profesional.

Imagínense por un momento desde el punto de vista del editor: por un lado recibe un mail genérico, y por otro recibe un mail de alguien interesado por su trabajo. ¿A quién le darían una oportunidad? Brandon enfatiza una vez más:

No están desesperados por publicar con cualquiera. Lo que buscan es una buena relación editorial que les ayude a mejorar su novela, para sacarle el mejor provecho y que el libro llegue a más gente. Buscan la perfecta relación comercial.

Para enviar una propuesta a una editorial, Brandon dice que usualmente ellos tienen en su sitio una guía para el envío. Si no lo tienen, agrega, aconseja enviar:

  • Un resúmen de la novela (3 carillas máximo, explicando la trama completa del libro).
  • Tres capítulos de ejemplo (no necesariamente los primeros en secuencia).

Esto es porque algunos editores sólo reciben una novela entera si ellos lo consideraron así; por eso siempre, ante la duda, es mejor enviar el outline y los capítulos.


Si tienen dudas cómo hacer un resúmen de la trama —si es que no la hicieron antes de escribir el libro—, aconsejo que busquen el Snoflake Method de Randy Ingermanson (lo podrán encontrar traducido en múltiples sitios bajo el nombre del “Método del Copo de Nieve”).


Esto es también por lo que llaman la “política de envíos simultáneos”, donde las editoriales quieren ser los únicas que quieren evaluar el manuscrito al momento del envío. Es un tanto injusto, agrega Brandon; pero suele pasar.

Por ejemplo, dice él, arman su propuesta y se la envían a seis editores bien elegidos tras su investigación. Si la suerte les acompaña y dos les responden pidiendo el manuscrito, deberán enviársela al que sea más prioritario para ustedes. Al otro, entonces, deberían responderle que el manuscrito ha sido enviado a evaluación y que le harán saber ni bien puedan enviársela a ellos. O podrían responderle a los dos preguntando si quieren un envío simultáneo, y, si no tienen problema, se lo envían a los dos.

Estos datos se pueden conseguir googleando, a veces viendo en el interior del libro, o preguntando por mail a los mismos autores —lo peor que puede pasar es que no respondan—.

Sería bueno entonces, aconseja finalmente, tener una librera de mano donde vayamos anotando todos datos de los editores, los sellos y las editoriales que vayamos consiguiendo (o bien un excel).

Las Grandes Editoriales (de EEUU)

Primero hay que tener en cuenta que mientras más grande es una editorial, más sellos (imprints) tienen. Los sellos suelen definir el público y/o género que publican.

Penguin Random House

Algunos sellos:

  • Bertram

Donde publice G. R. R. Martin, por ejemplo.

  • Del Rey
  • Ace / Roc

Son dos sellos, pero están manejados por las mismas personas.

Cuando Brandon estaba enviando agresivamente manuscritos, cuenta él, sólo intentaba con Tor, Ace and Daw. Ellos eran su prioridad después de haber hecho su propia investigación, por aquel entonces. Agrega que de Daw, en particular, tiene varias lindas cartas de rechazo ^_^.

Cuenta que tanto Bertram como Del Rey dominaron con comodidad en los ´80, hasta que apareció TOR con Robert Jordan y Terry Goodkind en los ‘90.

Dice que cada vez que intentó enviarles manuscritos a cualquiera de ellos —Bertram y Del Rey—, le respondieron que no aceptaban manuscritos sin agentes (aunque también aclara que eso fue hace más de quince años).

Macmillan

Algunos sellos:

En cuanto a Tor Brandon cuenta que su agente una vez le dijo: “Tor es fantástica, pero no hay supervisión adulta” ^_^. Asegura que, mientras puedan convencer a un editor de que su libro vale la pena para publicar, el editor se encargará de tratar de convencer al dueño para conseguir el dinero.

Hachette

Algunos sellos:

  • Orbit
    Donde publica Brent Weeks, por ejemplo.

De Orbit Brandon dice que es relativamente nueva en el mercado americano. Que viene siendo algo importante en el resto del mercado anglosajón, pero que fue algo reciente su llegada a EEUU (y por ese mismo motivo también están empujando mucho por nuevos autores).

Harper

Algunos sellos:

  • Voyager
    Uno de sus focos es la fantasía urbana.

Brandon les comenta a los alumnos que, al buscar por cuáles les libros están siendo publicados, no busquen por los autores superventas; sino, por los del medio, los más nuevos y los que se ven que las ventas o los comentarios de la gente van ascendiendo.


Editoriales y sellos en España y Latinoamérica

Acá agrego de mi propia experiencia con lo que estuve investigando, sobre todo, en el último año. Hay muchas cosas que todavía desconozco, y si alguien tiene algo que agregar o corregir, siéntase libre de hacerlo en los comentarios.

Quizá más adelante haga una entrada más detallada por separado, una vez tenga una mejor experiencia y mayor conocimiento del tema; pero, por ahora, les dejo con un breve listado de las más importantes, y otras que están pisando fuerte:

Hay muchas más, claro; pero no es el punto de esta entrada. Agrego una aclaración más: no puse a Ediciones B pues fue adquirida por Penguin Random House, y sus sellos —como Nova o B de Blocks, entre muchos otros— ahora forman parte de Penguin (podrán verlos en el enlace con sus sellos).


Con este paréntesis, seguimos con la clase: el invitado que llevó Brandon nos cuenta su experiencia con la auto-publicación.

Auto-publicación

Joe, el invitado (lamentablemente en todo el video no pude captar el apellido), nos cuenta primero que, cuando tomó la clase de Brandon en el 2008, jamás hubiera considerado auto-publicarse. Y ahora, en realidad, siento lo opuesto: sólo con la auto-publicación, puede vivir tranquilo, pagar sus cuentas y darse los gustos que quiere. Según él, ya no cree que podría ir por el camino tradicional.

Joe lista las cuestiones que tanto le gustan de la auto-publicación:

Libertad creativa

Una de las cosas que más le gusta de la auto-publicación, nos dice Joe, es la completa libertad creativa.

¿Escucharon hablar del libro “Amish Vampires in Space” (Vampiros Amish en el espacio)?, pregunta. Tras las risas, varios dicen que lo conocían. Esto demuestra que cualquier cosa que escribamos podremos ponerlo a la venta. Y compara esto con lo que contaba Brandon de que primero deben convencer a un editor, para que el editor convenza a marketing, y marketing convenza al dueño… y buscan algo como lo que ya han publicado, pero a la vez es diferente. Es todo, agrega Joe, un gran dolor de cabeza. Un dolor que con la auto-publicación no existe.

No hace falta ser un best-seller

Comenta que no necesitan ser un gran best seller para ser exitosos. ¿Cuántos han oído del concepto de los 1000 fans verdaderos?, pregunta. La auto-publicación permite llegar directamente al lector, sin intermediarios. Entonces la idea de los 1000 seguidores implica que si consigues ganar el seguimiento de 1000 fans que aporten por año unos 15 USD, al final del período tendrás 150 mil. Esto te da entonces una mayor libertad también al poder escribir cosas que sólo a un grupo pequeño de gente le guste, y que, pese a ello, puedas solventar tu carrera artística.

Flexibilidad al cambio

Puedes reinventarte a tí mismo, dice, las veces que quieras. Seguir el mercado o ir en contra. A él en particular le pasó que al principio no le iba muy bien, hasta que vio que alguien publicaba sus libros por partes y esto les permitía dar el primero de manera gratis. Al implementarlo logró despegar en las ventas, y sólo necesito de él para tomar esa nueva dirección.

Conexión más cercana con el lector

Joe dice que, si bien con las redes sociales los autores hoy por hoy también pueden estar en contacto cercano con el lector, él se refiere a que la retroalimentación entre las devoluciones del lector para el autor sólo está limitado por el mismo autor. Si hay cuestions que los lectores quieren que pasen, por ejemplo, en determina trama, y al autor le parece bien, puede hacerlo sin ir en contra del consejo de nadie más que de él mismo. Cuando en una publicación tradicional, debería también consultarlo con los editores a cargo.

Ser un trabajador Independiente

Joe nos cuenta que, cuando comenzó a auto-publicarse, lo ayudó a asentarse con la idea de ser un trabajador freelance, independiente. Y pudo entender mejor y aprender cómo funciona el negocio, y manejarse por su propia cuenta sin depender de nadie. Sin algún jefe siendo un idiota, agrega él, y agradece no tener que trabajar para alguien así.

Para cerrar, Brandon agrega que la publicación digital subió de un semestre para el otro de una manera exponencial, y pone uno de sus libros como ejemplo: cree que en el 2010 fue, cuando uno de sus libros había vendido en el primer semestre 9 ebooks, y al final del siguiente había vendido unos 20 mil. Y desde entonces las ventas, en relación a lo impreso frente a lo tradicional, están cerca del 50 y 50.

En fin, personalmente creo que es un mercado muy potente y de fácil acceso; pero que, por ese mismo fácil acceso, no debemos tomarlo a la ligera.


Eso es todo por esta clase. Nos vemos en la próxima entrada (espero que para antes de Navidad), con la traducción y los apuntes de la última clase del curso del 2014 de las Conferencias de Brandon Sanderson.

¡Woohoo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image