El desglose de una historia, por Sanderson

Tal como hizo en la primera clase, al principio de la segunda Brandon da una introducción. Cuenta que durante su propia cursada realizó muchos cursos, pero que en su gran mayoría ninguno se trataba del negocio de escribir; sólo acerca de cuestiones prácticas. También comenta que menos que menos se trataba de algo orientado a la fantasía. Por ello también cuando él estuvo en este curso, su mente «explotó».

Entonces, cuenta qué vamos a ver en este curso y qué NO vamos a ver:

  • ¿Cómo hacer dinero a través de la escritura?
    Lo explica de la siguiente manera: “Como escritor, uno debe de tener cerebros múltiples (o, al menos, múltiples “sombreros”). Primero, tú eres un artista; y tu expresión artística es muy importante. También eres un artesano; no sólo eres alguien que hará un solo gran trabajo, serás alguien que te convertirás en un escritor talentoso practicando continuamente. Pero también eres un hombre de negocios; las expresiones artísticas no te dan de comer, tenemos que encontrar un modo que lo hagan, para que puedas seguir haciéndolo.
  • No está seguro cómo enseñarte a expresarte artísticamente. Eso es algo que está dentro de cada uno.
    La gente le pregunta continuamente: “¿Cómo hago para desarrollar mi propia Voz?” A lo que Brandon siempre responde “Escribí un montón, y va a salir naturalmente”. Comenta que esa no es una respuesta que los satisfaga, pero que no tiene otra. Por esto, el curso no trata de cómo conseguir tu propia voz.
  • Pero en el curso sí se va a hablar de:
    • Personajes empáticos
    • Tramas atractivas
    • Cómo leer contratos reales

Cada uno tiene que escribir de lo que le guste, lo que le parezca interesante. Todo el resto vendrá por sí sólo, no deben forzarse las historias. Esto tiene que ver con que si tu objetivo es publicar, que el curso te provea las herramientas para hacerlo. El tema del día comienza a principio del minuto 7.

Narración (Storytelling)

¿Cómo escribir una buena historia? Bueno… No es tan fácil —en muchos aspectos—, pero en algunos otros sí lo es. Por suerte, argumenta, tiene varias semanas para hacer la tarea más sencilla.

Las piezas de una historia

Brandon divide las historias que piensa escribir en tres piezas generales: TRAMA (Plot), ESCENARIO (Setting) y PERSONAJE (Character). Y añade que las tres piezas están pegadas por el CONFLICTO (Conflict).

Entonces, lo que Brandon propone es que —con el curso— vamos a ir conociendo las siguientes herramientas:

  • Cómo hacer una trama interesante, que la gente quiera leer acerca de ella;
  • Cómo hacer de un personaje alguien de quien queremos leer más, alguien que lleve la historia;
  • Cómo hacer un escenario que sea interesante y atractivo.
  • De estas tres piezas veremos varios arquetipos que nos ayudarán a conseguir esos objetivos.
  • Y cómo el conflicto sujeta a las tres piezas.

En esta segunda clase, Brandon dará una visión ampliada del conjunto. Y, en las siguientes clases, profundizará en cada una de ellas (dice que suele usar dos clases por cada pieza).

El Conflicto

Antes de explicar nada, Sanderson llama a la participación de los estudiantes, y pregunta: —¿Por qué hizo el gráfico de esta manera? ¿Por qué el conflicto es lo que une las tres piezas que forma la historia?

Algunas de las respuestas:

  • “A nadie le gusta una historia en la que no ocurre nada”.
    • Por ejemplo, “El rey muere” no es una historia. Pero si “El rey muere, y la reina tiene que salir a flote de su aflicción” sí lo es. Que el rey muera no es un conflicto, pero la aflicción de la reina y lo que ocurre con ella sí lo es.
  • “Si no hay conflicto, no hay motivación del personaje por hacer algo. Y los personajes estáticos, sin motivación, son aburridos”.

Usualmente, para que una historia funcione, es porque se trata de que Alguien quiere Algo, y por qué no puede tenerlo. Siendo así, si es Alguien quiere algo y no puede tenerlo, lo que ocurre es que el lector tiene inmediatamente empatía con el personaje en cuestión (puede ser positiva, como negativa).

Una historia es que alguien quiere algo, y no puedo obtenerle por alguna razón.

La Trama

En muchas formas, la trama es dar promesas al lector, y después cumplir esas promesas en formas inesperadas y, a la vez, satisfactorias para el lector.

Por ejemplo, en las novelas de Jane Austen, muy al principio ya obtenés una promesa de que la historia que estás leyendo es acerca de, en primera medida, una mala relación entre dos personajes. Y también obtenés una promesa de que la resolución de esa trama será que dicha relación se resolverá para ambos personajes.

Un problema de los escritores novatos es que suelen hacer las promesas equivocadas. Por ejemplo, como los que prometen que será una historia de acción y aventuras, y en algún punto la historia se convierte en otra cosa. O pretenden que su historia será un misterio, pero no entienden las Grandes Preguntas para ese tipo de trama; tampoco de cuáles promesas en realidad deberían hacer.

El Personaje

Usualmente, lo que buscamos en un personaje es que sea alguien digno de confianza. Esto igual no aplica a todas las historias, claro. Podés tener un personaje que no sea digno de confianza, pero que resulta ser simpático (lo que es muy difícil de hacer; pero, cuando lo lográs, usualmente a la gente termina por no gustarle tu libro ^_^).

Eso sí, estas cualidades no significan que el personaje tenga que ser un “tipo bueno”; significa que debe tener cualidades que le permitan llevar la historia adelante, y que la gente quiera leer acerca del personaje.

Usualmente esto significa que el personaje:

  • Tiene que ser empático en alguna forma para el lector (en el sentido de que serán como nosotros, de algún modo).
  • Quiera protagonizar la historia (como dice su amigo Howard Tayler, “They want to protag”). Ser activo. En definitiva: está haciendo cosas.
  • Que tenga algún nivel de competencia.

Generalmente, muchos de nuestros personajes tengan dos de tres de estos items, y el opuesto en la que quedó afuera. Esto los hace personajes muy sólidos.

Por ejemplo:

  • Puede haber historias de personajes muy activos y competentes, pero que no son buena gente.
  • O el caso de aquellos que son buena gente y competentes, pero que no quieren el protagonismo (Bilbo de LOTR es un buen ejemplo, menciona).
  • Pueden pensar también en personajes que son simpáticos y activos, pero totalmente incompetentes (y da el ejemplo de… Harry Potter ^_^: “Harry quiere salvar el mundo, quiere derrotar al mundo; pero, en realidad, los competentes son la gente que lo rodea”).

Hay que tener cuidado con los personajes que tienen las tres, por que esto los convierte en “los James Bond”; en esos que pueden hacer todo bien. O así, también, el caso opuesto de tener un personaje con una de las tres; lo que los convierte en personajes no muy interesantes para leer.

El Escenario

Incluso si no están escribiendo fantasía o ciencia ficción, nosotros nos vamos a tener que cruzar con nuestro escenario definido para nuestros lectores. Cuánto realmente vamos a tener que planificar de ese setting depende de cada uno de nosotros.

Vamos a tener que crear las leyes de nuestros universos. Y para ejemplificar lo de que no importa el género, vuelva a Jane Austen: en cierto modo, los mundos de Jane Austen no son menos tierras de fantasía que los de La Rueda del Tiempo. Ella define ciertas reglas y leyes, y las sostiene y cumple a lo largo de las historias de sus libros.

Entonces, el Escenario incluye:

  • Las Leyes
    • Y no habla sólo de Magia (aunque ya la va incluir más adelante). Habla del tema de nuestro libro, del estilo que va a tener nuestro libro. Y cómo haces tu historia cruzando al escenario.
    • Por ejemplo, él lee mucha fantasía épica. Y dice que uno de los conceptos para un setting de este género es la inmersión. Es decir, es acá donde trata de hacer todo lo posible para sumergir al lector en el mundo y sienta que es real.
      • Existen historias en las que no deciden hacer esto, sólo buscan que sean decorados y apoyo para la trama y los personajes (y que así no distraiga al lector).
  • En particular con fantasía y ciencia ficción, el escenario implica la definición de todo lo que es distinto a nuestro mundo.

Buscar el Conflicto

Lo que vamos a hacer es tratar de encontrar el conflicto entre alguna de estas tres piezas (más adelante hablará del concepto de tormenta de ideas y construir una historia). Brandon nos dice que la idea es que estamos buscando historias entre las tres piezas: ¿qué quiere la gente? ¿qué hay de malo? ¿cómo puedo elaborar una historia de la intersección de alguna de las piezas?

¿Hay acaso un problema entre uno de los Personajes y el Escenario? En el sentido de que hay muchas formas de que el personaje tenga un conflicto con el mismo Escenario, y no se refiere sólo al “Hombre contra la Naturaleza” (aunque por supuesto que esto funciona). Puede ir de la mano con que “el Personaje está en contra de las creencias en un mundo repleto de creyentes”, y cosas por el estilo.

Conflictos entre Personajes es la segunda alternativa, y la tercera el Personaje contra la Trama. Para este último sugiere como ejemplo El Hobbit: “—Tienes que hacer esto. —Yo no quiero.” De hecho, esa es la fundación de la épica fantástica a través de los ‘80 ^_^ (“—Ve a salvar al mundo. —¡¡Yo no quiero!!”).

Antes de seguir con la clase, y pasar a la Tormenta de ideas, quiere hablar de algo más:

La Prosa

Por que es importante. De hecho, probablemente haya una clase completa de la prosa en la escritura. Y por la que tiene una especie de diagrama.

Una cosa que vamos a tener que decidir para nuestra historia es: ¿Qué tipo de prosa queremos usar? Y esto está más allá del estilo de uno, que es lo que se gana con la práctica.

Él habla de que vamos a tener que decidir:

  • El punto de vista
  • El tiempo
  • La escala de “florecimiento”

Tormenta de ideas

Quizás estamos comenzando una nueva historia. Quizá la venimos planeando desde hace mucho, o quizá no. Capaz que estamos más como “¡Diablos! Tengo que escribir de algo y no tengo idea. ¡Muchas gracias, Sanderson!”

Entonces en esta clase él justamente desglosó en primera instancia a una historia, y ahora propone hacer una tormenta de ideas para ver cómo funciona la construcción de una historia.

Algo que siempre le preguntan a Sanderson es si empieza con la trama, o el escenario, o el personaje. Y él responde que empieza siempre por donde mejor le parezca en ese momento, para esa historia en particular.

Brandon busca ideas geniales. Y recuerda también lo que dijo en la clase pasada: «una buena idea no hace una buena historia, un buen narrador hace una buena historia«. Pero él cree que una historia funciona cuando se tiene algunas ideas interesantes por cada una de las tres piezas de una historia.

Sugiere que para la nouvelle que estamos desarrollando para el curso, deberíamos tener (al menos) lo siguiente:

  • 2 ganchos para Personajes (uno por cada uno de personajes principales)
  • 1 gancho para la Trama
  • 1 gancho para el Escenario

Y después deberemos combinarlos. Y a lo que se refiere con esto es:

  • Para la Trama, debemos elegir qué tipo de trama queremos. ¿Es un misterio? ¿Un romance? ¿Un viaje? Si estuvieramos trabajando en una novela, vamos a poder tener muchas tramas. Pero, para el curso —la nouvelle—, vamos a necesitar sólo uno; el mayor.
    • Una vez elegido, se hace un registro. Si fuera un viaje, por ejemplo, sería desde que comienza su viaje hasta que llega a destino, y lo que sucede durante.
  • Para el Escenario, Brandon busca algo visualmente —o mágicamente— interesante para sostener la historia. Un sistema de magia interesante, una cultura interesante, una religión interesante; cosas con las que pueda jugar durante la construcción de su historia.
  • Y para el Personaje, lo interesante va a ser qué es lo que quiere ese personaje. Un deseo interesante, un conflicto interesante, un pasado interesante. Da el ejemplo de que por años, él quiso escribir la historia de un cirujano en un mundo de fantasía épica. Y después de muchas iteraciones terminó siendo Kaladin (de la saga The Stormlight Archive), quien es el hijo de un médico y lo que lo lleva a tener conflictos consigo mismo por el hecho de usar sus conocimientos en la medicina para asesinar más efectivamente. Eso es un gancho de un personaje para él. Es algo que fuerce al personaje a protagonizar la historia.

Esto es todo por ahora. En la siguiente entrada (en algunos días), veremos el proceso puntual de la tormenta de ideas que hará con sus alumnos y cómo lo utilizará para planificar una historia «a lo Sanderson».

 

¿Qué les pareció? Como siempre, cualquier sugerencia es bienvenida.
¡Nos leemos!

2 pensamientos sobre “El desglose de una historia, por Sanderson”

  1. Esto es en verdad muy educativo y a la vez todo esta muy organizado. He encontrado las clases de Brandon hace mucho tiempo atrás, pero como era algo difícil poder traducir y estudiarlas al mismo tiempo esto realmente ayuda bastante. Muchas gracias.

Responder a Nico Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image