Del transporte sobre rieles japonés

Segunda entrada nipona, continuación de la odisea.

Si tuviera que usar una sola palabra para describir a los trenes y subtes en japón, sería Eficiencia. Pero creo que incluso eficiencia le queda chico, sobre todo cuando en hora pico podés llegar a ver entrar y salir trenes cada unos… treinta segundos.

Los trenes son largos, muy largos; como podemos apreciar un poco en la siguiente foto:

Keyko, una de las tantas lineas de trenes japonesas.

Sí, puede resultar un poco chocante —más que nada como recién llegados— los nombres de las estaciones, pero es superamigable para los extranjeros que desconocen el idioma: basta con ver a qué color de linea pertenece y qué número de estación es para volver a sentirnos cómodos con el sistema. Y una vez que te comenzás a amigar con el idioma, nombres como 国会議事堂前駅 (Kokkai-gijidō-mae-eki) será pan comido ^_^.

Si alguna vez escucharon el «mito» de los empleados en las estaciones para empujar en la gente, no es ningún mito: es cierto. Yo estuve ahí, yo estoy todos los días ahí cuando voy a trabajar. La hora pico es una locura, incluso con los trenes o subtes funcionando cada 30/45 segundos. Tokyo es una ciudad de 30 millones de habitantes, así que es entendible el caudal de gente que va de un lado para el otro. Lo loco es que todo funcione de maravilla.

Japón siempre entendió que los trenes son la mejor manera posible de conectar a un país, y se encargó a lo largo del siglo XX de desarrollarlo cuanto pudo; tanto en los tiempos de guerra, como en los de pos-guerra. Siempre fue hacia adelante, nunca existió ningún motivo disparatado de cerrar una linea por motivos corruptos o de negocios de otro. Lo primero es la gente.

Existió el caso de una linea de tren que funcionaba sólo por un pasajero: una chica que iba al colegio.

Lo cierto es que ante la falta de pasajeros la empresa Japan Railways, que opera los trenes del país, iba a cerrar el recorrido; pero cambió de opinión cuando se enteró de esta situación.

Así, la compañía decidió mantener el tren funcionando hasta que la joven se gradúe, lo que ocurrió en Marzo del 2016. A partir de ese momento, la estación fue cerrada.

Los distintos trenes

Los que administran los trenes y subtes son distintas empresas que se encargan de llevar a cabo la administración y mantenimiento de los trenes de la mejor manera posible. Es importante destacar que, aunque estén privatizadas, todas siguen siendo empresas japonesas.

El Japan Railway

Las lineas de trenes dependiente de JR (los trenes estatales JNR fueron privatizados en 1987), conectan partes de la ciudad, pueblos alejados a Tokyo, y a Tokyo con otras ciudades. No son tan rápidos como los trenes bala (son trenes eléctricos normales), pero mantienen ese rigor de eficiencia y disciplina que caracteriza a los japoneses.

Para los viajeros: el JR Pass

JR provee una oportunidad única para los turistas, y es el JR Pass. Con él, durante un perírodo de tiempo (que puede ser una, dos o tres semanas) tiene acceso ilimitado a todas las lineas de trenes dependientes de la empresa, incluso el Shinkansen. Lo que les permite recorrer el país de la mejor forma posible. Para averiguar más, pueden entrar por acá.

El Shinkansen

Es el tren bala japónes, y una de las insignias del sistema ferroviario. La primera linea en abrirse fue la Tōkaidō Shinkansen, en 1964 (el año donde se hicieron las olimpiadas en Japón), con la que unieron a las ciudades de Tokyo y Osaka.

Desde entonces, se fue expandiendo para conectar la mayor parte de las ciudades de las islas de Honshū y Kyūshū, con una longitud de 3.050 km (incluyendo Mini-Shinkansen) y unas velocidades de hasta 320 km/h.

En total, hoy existen nueve lineas sólo de trenes bala.

El especial de Evangelion

Con el motivo de celebrar el 40mo aniversario del Shikansen, la empresa JR lanzó el proyecto conocido como 500 TYPE EVA train, en el que uno de los trenes está lookeado como si se tratara del EVA-01 del anime épico de los ’90.

El Tokyo Metro

En la actualidad existen en Tokyo unas 13 lineas de subtes, que todas se conectan entre sí. Las estaciones subterráneas suelen ser de grandes a gigantes, teniendo muchas enteros shoppings debajo o acceso directo a los que están en la superficie. Si algo entendieron a la perfección los japoneses, es el capitalismo.

Estas estaciones son enormes laberintos que recorren las profundidades de Tokyo de una apabullante magnitud, pero que no deja de ser clara. Incluso es difícil perderse: hay mapas donde te muestran tú ubicación por todos lados.

El mapa es una locura:

El dato curioso del subte es que las lineas que tienen los trenes viejos son los mismos coches que es normal ver en la linea B de la ciudad de Buenos Aires.

Aunque… no todo es del color de los cerezos

Debido a que la prioridad para el sistema ferroviario japonés es la eficiencia, se perdió de vista la importancia de la seguridad como si fuera un interés contrapuesto. Esto quedó demostrado por el grave accidente ferroviario de Amagasaki, donde murieron 108 personas y otras 562 resultaron heridas.

Lo que debería enseñarnos

Japón es un ejemplo en muchos casos, pero uno de los mayores es por sus sistema ferroviario. Nos demuestra que puede conectar a un país con un sistema cómodo, eficiente y económico (en el marco relativo a la economía del país, claro).

2 pensamientos sobre “Del transporte sobre rieles japonés”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image